Analisis interior de un violín con una videocámara de endoscopia

Analizar el interior de un violín sin abrirlo es a veces necesario y una opción menos agresiva para el violín.

Gracias a estas pequeñas videocámaras propias de endoscopias, podemos ver el interior de un instrumento y detectar desperfectos, sin necesidad de abrirlos.

En concreto en este violín de 1925, sospechábamos un deterioro de la barra armónica y el estado de su encoladura.

Después del análisis con la videocámara, se decidió arreglar por fuera la desencoladura detectada en el fondo. Para ello, se limpio de suciedad la parte desencolada, y se procedió a inyectar cola por el pequeño hueco. Tras presionar la desencoladura, el espacio mal encolado ha quedado cerrado y sellado.

Proceso de igualar el barniz en las zonas desgastadas y desaparecidas. Se ha utilizado una lámpara de rayos UVA para madurar y secar el barniz.

Merece la pena destacar el sistema de clavijas semiautomáticas. Por desgracias no funcionaban del todo bien, y había que reemplazarlas.

Estado final del violín tras cambiarle las clavijas, retocar el color del barniz, y hacerle un puente nuevo.